Si se consuma la formación de gobierno… ¿Habrá reforma del sistema de becas?

Estos días estamos asistiendo al debate de investidura para la formación de un nuevo gobierno. PSOE y Podemos presentaron días atrás su acuerdo de gobierno y entre las distintas propuestas, se recogen varios puntos donde se habla de becas. Aunque se trata de propuestas genéricas, creo que marcan la intención de ambas formaciones en lo referido a este tema.

En muchas ocasiones he comentado que, en mi opinión, no se le da a las becas la importancia (o la repercusión) que se  que merecen. De ellas dependen muchísimos estudiantes de los distintos niveles educativos y, sin ellas, muchos no podrían realizar sus estudios o, al menos, no los que ellos quieren o donde quieren realizarlos. Por eso creo que desde todos los estamentos educativos deberían poner su granito de arena para facilitar que todos los estudiantes puedan acceder y realizar sus estudios en igualdad de condiciones. 

people-690810

Propuestas del acuerdo de gobierno

Creo que es claro que el sistema de becas necesita una reforma, o al menos una revisión y esa parece la intención de los candidatos a la investidura. Así, las propuestas recogidas en el acuerdo son las siguientes:

EDUCACIÓN: 2.1.10.- Incrementaremos los recursos públicos destinados a la educación y becas.  hasta situar la inversión educativa en España en un 5% del PIB en el año 2025. Se apoyará a las comunidades autónomas para que progresivamente se produzca una reducción de las ratios en todos los niveles educativos.

UNIVERSIDADES 2.1.14.- Nueva política de las becas y tasas universitarias. Revisaremos el sistema de becas, garantizando que se consideren un derecho subjetivo según la situación de las rentas familiares, simplificándolo y haciéndolo más ágil, asegurando que la convocatoria se resuelva antes del comienzo de curso y se adelanten los ingresos.

Al mismo tiempo se aumentará la financiación de becas y ayudas al estudio con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, asegurando que el aumento va destinado a becas concedidas por razones socioeconómicas.

Además: “…traspasaremos a la Generalitat aquellas competencias pendientes ya reconocidas en el Estatut de Cataluña en materias como la gestión de becas universitarias… (Supongo que será algo como ya tienen en el País Vasco, donde tienen una convocatoria propia de becas).

Durante el discurso de investidura, el candidato a la presidencia, en su primera intervención, se refirió  también a este tema en los siguientes términos:

“Es necesario impulsar la simplificación de los procedimientos de acreditación de nuevos títulos académicos y afianzar una nueva política de becas y tasas universitarias.
El sistema de becas será revisado para considerarlas como un derecho subjetivo según la situación de las rentas familiares. Dicho sistema debe ser, ante todo, ágil. Las becas han de dejar de ser una dádiva y pasar a ser un derecho de las personas que cumplan con ciertos requisitos sociales y académicos”.

Obviamente, a esperas de un mayor desarrollo, las propuestas realizadas  son ambiguas y no desarrollan cómo van a llevar a cabo esas propuestas.

Ante la oportunidad que se presenta, en los últimos meses, desde distintas instancias, organizaciones de estudiantes, sindicatos y distintos organismos como @AIReF_es (Informe Airef), @CANAE o @SaveChildrenEs (Informe de Save the Children) han publicado informes y ofrecido opiniones de cómo debería ser el sistema de becas, los cambios que habría que hacer y cuando se deberían resolver y pagar las becas, por lo que  la eventual reforma del sistema mantendrá pendientes no solo a los estudiantes y a las unidades de becas.

startup-594091_1920

De lo que hemos visto, ¿qué podemos esperar de eventual nuevo sistema de becas?

  • Aumento del presupuesto para becas

Este es un tema que trasciende a mi conocimiento, por lo que no veo prudente extenderme mucho en él.

Sin duda, un aumento en el presupuesto para becas es una buena noticia. Es necesaria una mayor dotación en la partida para becas pues actualmente, para muchos becarios, la cuantía de la beca no llega a cubrir los gastos ocasionados. Ninguna pega en este aspecto.

Pero del acuerdo me llama la atención dos cosas:

No se hace referencia a la cuantía variable. Ambos grupos políticos criticaron la cuantía variable en sus respectivos programas electorales, pero en el acuerdo no se hace referencia alguna a la citada variable. Para conocer qué pasará con esto habrá que esperar, pero creo que es algo complicado ya que la cuantía variable ayuda a equilibrar el presupuesto, que os recuerdo que es cerrado y que no se puede superar. Lo que supongo es que se tratará es minimizar todo lo posible el peso de la cuantía variable en el total de la beca y dejarla en lo que ahora es la segunda parte de la variable. Pero como digo, son suposiciones mías.

Por otra parte, si nos fijamos en el acuerdo PSOE-Podemos, indica que se asegurará queel aumento va destinado a becas concedidas por razones socioeconómicas”. Me suena que ese aumento irá destinado a los becarios que estén en el umbral de renta más bajo, sin tener en cuenta el rendimiento académico. Esta era una de las medidas reclamadas en el informe de Save the Children, apoyar más a las rentas más bajas para eliminar las desigualdades. 

Lo que si debéis tener en cuenta es que cualquier modificación en los requisitos académicos o económicos que se exijan para la concesión de la beca, supone grandes diferencias en el presupuesto de gastos, por lo que no creo que se pueda esperar una subida generalizada de umbrales y bajada de requisitos académicos para contentar a todos, porque el presupuesto se vería seriamente comprometido.

conference-room-768441_1920

Simplificación y agilización del procedimiento. Adelanto de la resolución y pago de las becas

En varias ocasiones he comentado que el principal problema que le veo al actual sistema es que la convocatoria sale tarde y las becas se paga muy tarde, lo que provoca que muchas familias tengan que adelantar un dinero del que, en muchas ocasiones, no disponen. Una beca que se paga tan tarde como ahora, en muchas ocasiones, pierde su sentido

Por tanto, creo que el punto de partida en cualquier reforma que se pretenda acometer es conseguir que las becas, al menos, se resuelvan antes de que comience el curso; y parece que esa es la intención. 

Pero el adelanto que se pretende, como ya sabemos, plantea dos problemas:

  • ¿Qué datos económicos se van a tener en cuenta? Es claro que la eventual reforma del sistema de becas no va a eliminar el cumplimiento de requisitos económicos. Actualmente se comprueban los datos económicos del año anterior, pero si la intención es adelantar las comprobaciones y la resolución, esto es un problema ya que el fin de plazo de presentación de declaraciones de la renta en hacienda finaliza a primeros de julio (datos del año 2019) y esos datos no están disponibles en sus bases de datos para consulta hasta unas semanas después. Lo dicho, esto supone un problema.

La Airef (al igual que otros expertos) plantean que habría que comprobar los datos económicos de dos años atrás. Pero eso, bajo mi punto de vista, plantea bastantes problemas que habría que solucionar de antemano.

Sobre este punto ya hablé más a fondo en el post: ¿Convocatoria en enero?

  • ¿Y qué pasa con los datos académicos? Los calendarios académicos de las distintas universidades suponen un problema, porque muchas de ellas tienen los exámenes extraordinarios en septiembre y los periodos de matriculación y alteración de matrícula en casi todas ellas son también en septiembre e incluso en octubre, una vez iniciado el curso.

Y, aun con los problemas expuestos en el post referido, vale que se puedan comprobar los datos económicos de un par de años atrás, pero con los datos académicos no se puede hacer lo mismo. No se puede conceder una beca a alguien que no está matriculado o que se desconoce si cumple con los requisitos académicos y por eso veo complicado que se pueda resolver las becas antes del comienzo de curso.

Sobre este punto hablé en el post: A vueltas con el problema de los pagos

laptop-2561221_1920

¿Entonces qué?

Creo que una de las metas a conseguir con el nuevo sistema de becas debe ser acabar con la incertidumbre de los estudiantes de no saber ni cuando ni cuanto se va a cobrar de beca, pero por lo comentado anteriormente, sobre todo por la parte académica, creo que va a ser muy complicado tener las resoluciones de beca para antes del comienzo del curso, cuando los alumnos, en muchos casos, aún no se han matriculado.

Desde mi punto de vista (viendo problemas en su aplicación y viendo los problemas que plantearía poner a todas las administraciones de acuerdo para eliminar las convocatorias de septiembre y hacer un adelanto del calendario académico), me puedo imaginar que la tramitación en un nuevo sistema de beca como el planteado podría ser más o menos así:

1.- CONVOCATORIA PRESENTACIÓN DE SOLICITUDES: En lugar de publicar la convocatoria en agosto y abrir el plazo de presentación de solicitudes hasta mediados de octubre (momento en el que empieza la tramitación), tanto la publicación convocatoria como la presentación de solicitudes se haría en los primeros meses del año. Según el informe de la Airef, entre enero y mediados de marzo.

2.- COMPROBACIÓN DE LOS REQUISITOS ECONÓMICOS: En esta fase se comprobaría el cumplimiento de los requisitos de carácter general, comprobación de los miembros de la unidad familiar y el cruce con la agencia tributaria para la comprobar el cumplimiento de los requisitos económicos. Según la Airef, esta fase se desarrollaría hasta finales de junio.

Tras esta fase, las solicitudes que no superaran los umbrales económicos resultarían PRECONCEDIDAS, a la espera de la comprobación del cumplimiento de los requisitos académicos, que se realizaría en la segunda fase. La cuantía de cada beca quedaría “comprometida” y pendiente del ingreso a falta de que se confirme el cumplimiento de los requisitos académicos.

3.- COMPROBACIÓN DE LOS REQUISITOS ACADÉMICOS: Este, como he comentado es el principal problema para que las becas se puedan resolver antes del inicio del curso, pues en bastante universidades los periodos de convocatoria extraordinaria del curso anterior, de matrícula y alteración de matrícula, que son los que determinan el cumplimiento de los requisitos académicos y, por tanto, la concesión o no de la beca, se realizan entre septiembre y primeros de octubre. Sería a partir de ese momento en el que se mandaran los datos académicos al ministerio y se podría, sin más trámites, comenzar el pago de las becas que ya estaban preconcedidas. Para mediados-finales de octubre podrían estar abonándose las becas, con dos meses de adelanto respecto al sistema actual.

Por eso, para poner en marcha el sistema tal y como plantean PSOE-Podemos y la Airef, habría que recurrir a la colaboración y poner de acuerdo a las distintas administraciones implicadas (comunidades autónomas y universidades), lo cual me parece algo con difícil solución.

Otra opción que se me ocurre sería permitir la tramitación a cada administración o universidad según sus propios calendarios. Actualmente el ritmo de tramitación lo va marcando el Ministerio, estableciendo los plazos en que se pueden empezar a enviar becas, tramitar alegaciones, aumentos de cuantía… Para todos igual. No sé que problema supondría que cada universidad (o administración autonómica), una vez abierta la convocatoria, fuera desarrollando la tramitación de sus becas según sus propio ritmo, marcado por su propio calendario académico. Y es que hay universidades que, como la Complutense, tienen su convocatoria extraordinaria en julio y la matrícula, en determinados casos, también en julio. Estos alumnos podrían tener la beca concedida y abonada, sobradamente, antes del inicio de las clases.

Respecto al otro punto, el de la simplificación, sinceramente no sé por donde puede ir la cosa, por lo que antes de ofrecer cualquier opinión, prefiero esperar a que se empiecen a conocer novedades.

library-2616960_1920

A esperar tocan…

Poco más se sabe, a día de hoy, del nuevo sistema. Ni de la eliminación de variable, ni de cambios en los requisitos académicos o cambios en los umbrales económicos. Si hay nuevo gobierno, todo ello lo iremos conociendo en los próximos meses.

Estamos en un momento en el que existe voluntad real de reformar el sistema y ante una gran oportunidad de mejorar la situación de nuestros becarios. Ante esto, pediría a los encargados de la reforma que no pierdan el tiempo, que hablen con todos, que trabajen seriamente en esto y, ante todo, que tengan mucha suerte.

Ah, y para todos, avisar algo: hagan lo que hagan, siempre habrá quien acabe descontento con el nuevo sistema.

Bueno, eso es todo por hoy. Feliz año nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s