¿Regreso al pasado? Segunda parte

3.- Cuantías

Esto también sería un cambio importante. Aunque en la práctica eran lo mismo, antes había dos convocatorias, cada cual con sus cuantías.

Convocatoria General: Se tramitaba por esta convocatoria a los que estudiaban en la misma comunidad autónoma de su domicilio familiar (o su unidad familiar tenía algún inmueble). Las cuantías para estudios de grado que se concedían eran:

GENERAL

Había ayudas que desaparecieron con el nuevo sistema:

Ayuda por material de 244 €.

Ayudas por desplazamiento, según la distancia del domicilio familiar al centro de estudios. Esta ayuda era incompatible con la ayuda de residencia. Ahora o te conceden la residencia o nada.

Ayuda de transporte urbano de 185 €.

Además, cuando correspondía la ayuda de residencia, concedían un complemento según los habitantes del la ciudad donde esté el centro de estudios. Se daban 204 € cuando tenía más de 100.000 habitantes y 350 € cuando superaba los 500.000 habitantes.

Además, en los últimos cursos se concedía también una ayuda para los que aprobaban el 100% de los créditos de 150 €.

Convocatoria de Movilidad: Para alumnos cuyo domicilio familiar estaba en otra comunidad autónoma a la del centro de estudios. Las cuantías eran:

MOVILIDAD

Al unificar ambas convocatorias, esta desapareció completamente. Lo único que queda, aparte de las ayudas reflejadas en el cuadro, es las cuantías adicionales a quienes vienen de Canarias, Ceuta, Melilla o Baleares a la península. Recordar que estas cuantías no se conceden por el hecho de desplazarse (pues a los que se desplazan desde la península no se les concede), sino que es una ayuda por el hecho de vivir en esas comunidades NO peninsulares.

beard-2286440_1920

Así, haciendo una comparación con el sistema actual la situación sería:

comparación

A estas cantidades, habría que añadir las eventuales ayudas por aprobar el 100% (150 €), la ayuda por habitantes de la cuidad donde esté la universidad (204-350 €), ayudas por insularidad…

Y además, hay que tener en cuenta que la beca cubría todos los créditos de matrícula, fueran de la convocatoria que fueran (primera, segunda o siguientes), cuando ahora sólo cubre los créditos matriculados por primera vez.

Matrícula parcial: La ayuda por matrícula parcial, que era la misma para estudiantes de convocatoria general y movilidad, incluía los componentes de matrícula, desplazamiento, transporte urbano y material didáctico. Ahora solamente son 60 euros…

Pero sin duda, aparte de la mejor dotación económica de las ayudas, lo importante era que se pagaba de una sola vez. Nada de variables, nada de esperar a marzo o abril a cobrar parte de la beca. En el momento en que ahora se pagan las partes fijas, antes de cobraba toda la beca que correspondiera.

Aparte de todo esto, había un apartado de la convocatoria en el que se decía: Que si no se daba en un curso el 10% de becas más que en el curso anterior (que es lo que solía pasar):

  • Se eliminaba la denegación de Conjunto de elementos patrimoniales.
  • Se elevaba un 10% el umbral 3 de renta.

Como vemos, no hay color entre un sistema y el otro. En el actual se cobra menos y se termina de cobrar más tarde. Y lo peor de todo es que creo que los más perjudicados son los que tienen las rentas más bajas, pues la variable no compensa la disminución de cuantía que sufrieron con el cambio de sistema, cosa que sí sucede (en parte) con los que están en el umbral 2 (y a muchos, incluso les beneficia el sistema actual).

people-2557399_1920

4.- Revocaciones

Otro de los grandes cambios que hubo al cambiar de un sistema al otro. Como sabemos, actualmente, para no tener que devolver la beca hay que aprobar el 40% o el 50% de los créditos matriculados según el área de conocimiento de la titulación que se esté estudiando. Además, no se devuelve la ayuda de matrícula. Eso hace que el alumno siga figurando como becario, pues no ha devuelto la totalidad de la ayuda recibida…

En el sistema anterior el único requisito para no tener que devolver la beca era no presentarse a un tercio de los créditos matriculados. ¡¡¡En una matrícula completa de 60 créditos, PRESENTARSE al examen de unas cuantas asignaturas!!! No había que ir a clase ni estudiar. Dinero (prácticamente) gratis.

Qué ocurría con esto? Que había gente que se matriculaba SOLA Y EXCLUSIVAMENTE para cobrar la beca. Había cursos a las que no iba casi nadie a clase (En los primeros cursos de los segundos ciclos era lo habitual). Quién no lo haría? Más de 6.000 euros por ir  a hacer unos cuantos exámenes y que te suspendieran…

Es una de las mayores críticas que tengo al sistema anterior, porque la gente se aprovechaba de eso. Aunque exigir un 50% o un 40% para no devolver la beca puede que sea excesivo.

¿Todos se beneficiarían volviendo al sistema anterior?

La respuesta es clara. Aunque se beneficiaría a mucha gente en cuanto a acceso a la beca y a las cuantías a recibir, muchos otros resultarían perjudicados.

  • Alumnos en el umbral 2 de renta que residen en el domicilio familiar (y no les corresponde ayuda de desplazamiento)  que ahora reciben de cuantía variable en función de la renta y la nota, si cambiara el sistema, solamente recibirían 244 € correspondientes a la ayuda de material. Estos alumnos se han visto muy beneficiados por el sistema actual. Y en este umbral hay MUCHA gente.
  • Alumnos de estudios en modalidad distinta a la presencial. Ahora, con esta modalidad de estudios, los alumnos pueden llegar a tener la beca completa (Renta, residencia y variable).  Antes solamente se les concedía (como mucho), la ayuda de matrícula, desplazamiento 10-30 Km y material didáctico. En total, como máximo, 630 €.

Además, antes se les concedía la misma ayuda (dentro de cada umbral) a los que tenían 0 euros de renta familiar que a los que se quedaban un euro por debajo del umbral 1 y daba igual la nota que hubieras sacado. La ayuda era la misma para todos. Aunque las cuantías eran mayores, no todos los becarios lo veían justo

people-2569234_1920

Lo que no cambiaría volviendo al anterior sistema

Las unidades de becas seguirán siendo las mismas, y el trámite seguirá siendo el mismo, por lo que las que ahora tardan mucho, con la vuelta al sistema anterior seguirán tardando lo mismo. Para muchos alumnos estaría bien, porque cobran en diciembre. Pero los que cobran en febrero-marzo-abril… estarían igual.

Además, al haber más gente que cumple los requisitos académicos, habría más becas, con lo cual habría más carga de trabajo para esas unidades de becas y todo se retrasaría más.

Siempre va a haber denegaciones. Siempre las ha habido. Por causa académica habría menos, indudablemente, pero por causas económica habría las mismas denegaciones. Las becas están para ayudar a quienes no tienen recursos y por ello hay que poner umbrales de renta y patrimonio que no se puedan superar para acceder a ellas. Y puesto el umbral, siempre habrá quien lo supere.

Bueno, esto es todo lo que se me ocurre. Que cada cual saque sus propias conclusiones.

 

1 comentario en “¿Regreso al pasado? Segunda parte”

  1. […] ¿Aumentar la certidumbre y eliminar el sistema variable? Esto suena a volver al sistema anterior, lo cual perjudicaría a muchos becarios que con el anterior sistema solo cobraban la parte de material (240 €) y que ahora cobran la variable completa, que puede ser de bastante  más de 1.000 €. Os dejo aquí dos post que publiqué el año pasado: Regreso al pasado – Parte 1 y Regreso al pasado – Parte 2 […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s