¿Y cómo arreglamos esto? (Si es que se puede…)

¿Qué sentido tiene una beca que, en muchos casos, es imprescindible para poder estudiar, si se termina de pagar en el mes de abril o mayo?

Este panorama es el que nos encontramos desde que en en el curso 13/14  se produjo el cambio en el sistema de becas del MEC. Desde ese cambio en que se “dividió” la beca en partes fijas y parte variable, los becarios del MEC terminan de cobrar sus becas casi a final de curso porque el pago se hace en tres veces. Con el sistema anterior, sin contar que el alumno sabía desde el primer momento la cantidad que iba a cobrar, se cobraba la beca de una sola vez, la cantidad completa.

Así, aunque la beca se pagara en fechas similares a las de ahora, desde el primer momento se contaba con la beca completa y ya no había que esperar nada más. Y aunque siempre había becas “rezagadas” que, por distintos problemas, cobraban también muy tarde, esto era la excepción. Con el sistema actual lo que antes era la excepción, ahora es la norma.

El principal problema de que haya retrasos es que la tramitación empieza muy tarde. Hasta que no se cierra la convocatoria, aunque se puede adelantar trabajo comprobando solicitudes, no se pueden tramitar y enviar al MEC. Antes se podían tramitar y enviar becas mucho antes… pero el pago tampoco es que se adelantara demasiado con respecto a la situación actual.


En el curso 2009/2010, cuando las solicitudes no se hacían aún por la sede electrónica, se enviaron las primeras becas el MEC el 7 de septiembre de 2009 y se pagaron  el 30 de noviembre. Ahora, las primeras se pagan a mediados de diciembre, por lo que no varía tanto.


¿Entonces, qué posibilidades habría para que la tramitación y el cobro de las becas se acelere y todos los becarios cobren su beca en el primer trimestre del curso?

problem-860227_1920

Convenios Cataluña-Andalucía

Lo primero y principal sería la eliminación de la posibilidad de suscribir convenios de colaboración tal y como se conocen actualmente. O si no, que las comunidades expliquen cual es el beneficio que se obtiene con la firma de estos convenios y lo justifiquen, porque yo no les veo ningún sentido que no sea el propio interés de las comunidades. Desde luego los máximos perjudicados son los becarios.

Prebecas o convocatoria anticipada

Durante varios cursos, y hasta el curso 2008/2009 en que salió la última convocatoria, el ministerio estuvo sacando una convocatoria para alumnos que iniciaran sus estudios universitarios en el curso siguiente.  La idea era que estos alumnos, antes de matricularse en la universidad supieran si cumplían los requisitos económicos para tener beca o no. Así, antes de matricularse, podrían planificar qué hacer.

En esta convocatoria se abría sobre el mes de mayo-junio y constaba de dos fases:

En una primera fase, los alumnos solicitaban su solicitud normalmente, incluyendo a su unidad familiar y demás datos. Se presentaba en el instituto y se mandaba a la universidad de su provincia, donde la unidad de becas comprobaba la solicitud para que todo estuviera conforme a la convocatoria, y solicitaba la documentación que fuera necesaria.

Una vez comprobada la solicitud, se enviaba al MEC y se cruzaba con la Agencia Tributaria. Y una vez comprobada la renta de la unidad familiar, el ministerio resolvía la beca y comunicaba la resolución. O sea, se adelantaba la comprobación de los requisitos económicos, dejando la comprobación de los datos académicos para la segunda fase.

Esto era muy útil para muchas familias, porque a la vista de esta resolución, se podían organizar e ir con la tranquilidad de que cumplían los requisitos económicos o, si por el contrario, la beca iba a ser denegada, podían optar por esperar para matricularse o estudiar más cerca.

La segunda fase se tramitaba una vez que los solicitantes ya estaban matriculados en la universidad. Esta fase se tramitaba por la unidad de becas de la universidad donde se hubieran matriculado finalmente. El alumno entregaba su credencial y, en su caso, el contrato de arrendamiento, y la unidad de becas solamente indicaba los datos académicos y se enviaba al MEC con la propuesta.

El último curso que se convocaron estas becas, los alumnos cobraron en su mayor parte, a mediados de noviembre, y los últimos, en diciembre.

El sistema tenía algunos problemas:

  • Solo se convocaba para  los alumnos de primer curso de universidad, no para el resto.
  • Creo recordar que al calcular la renta tan pronto, no estaban todos los datos disponibles en la AEAT, por lo que había problemas.
  • Se solapaba con la convocatoria general y muchos alumnos de primer curso solicitaban ambas becas, y se formaba un buen cacao.
  • Además, como podía haber una tramitación por dos universidades distintas, no siempre los criterios con los que se había tramitado la beca en la primera fase coincidían con los que tenía la otra universidad.
  • Se tramitaban muchas solicitudes que, al final, no servían de nada porque no se terminaban matriculando en la universidad al curso siguiente.

Este sistema de cruce anticipado para la comprobación de los datos económicos, bien pensado y organizado, sería muy interesante y, aunque hubiera que esperar a tener todos los datos académicos de los alumnos, podría agilizar del sistema, pero es complicado que se ponga de nuevo en funcionamiento. 

adult-2178656_1920

Dejar confirmar la solicitud desde el momento en que el becario la presente

La convocatoria se abre a mediados de agosto y finaliza a mediados de octubre. Actualmente no se pueden confirmar solicitudes hasta que no finaliza la convocatoria. Lo ideal sería poder confirmar solicitudes desde el momento en que se presentan.

El problema de esto es que muchas universidades tienen aún convocatoria extraordinaria en septiembre y el periodo de matrícula también empieza en septiembre. Aparte, los que concurren a esta convocatoria extraordinaria, las actas con las calificaciones no están hasta finales de septiembre, por lo que esas becas no se podrían tramitar hasta las fechas en que se tramitan actualmente.

Pero sí se podrían tramitar todas las becas de los alumnos de primero que se matriculen en el primer periodo de matrícula (junio-julio), con lo que se podrían tramitar muchas becas para la fecha de finalización de la presentación de solicitudes, lo que agilizaría mucho todo el procedimiento.

Dejar el sistema de fijas-variables pero pagando todo a la vez

Otra posibilidad sería dejarlo todo como está, con fechas similares a las del pago de las cuantías fijas, pero pagando toda la beca completa de una sola vez. No habría que cambiar nada, solo cambiar la referencia para el cálculo de la variable.

Actualmente la variable se calcula tomando como referencia la renta y los requisitos académicos del curso actual. Lo que planteo sería realizar el cálculo de la variable tomando como referencia la renta y los requisitos académicos del curso anterior, dejando un margen para hacer un posible ajuste. Básicamente sería seguir con el sistema de fija-variable, pero volviendo al sistema anterior en cuanto al pago.

¿Qué diferencia podría haber de un curso a otro tomando como referencia una cantidad tan grande de datos? Sería mínima.

agenda-1928416_1280

Adelanto del calendario académico

Todo lo anteriormente señalado podría ser interesante, pero creo que no es la solución al problema. La única solución que hay a este problema es un adelanto del calendario académico para toda España. Adelantar y unificar la convocatoria extraordinaria y los períodos de matriculación para todas las administraciones. De hecho esa es la tendencia en algunas universidades.


Lo que voy a exponer ahora es ciencia ficción: Si se consiguiera hacer, adelantar la convocatoria extraordinaria a julio y los periodos de matriculación, por ejemplo, hasta mediados de agosto, la convocatoria podría quedar así:

  • Convocatoria abierta de primeros de julio  a primeros de septiembre (2 meses, como ahora).
  • Se empezarían a tramitar las becas (confirmaciones y envíos), como muy tarde, a primeros de septiembre. Si ahora se empieza a tramitar a mediados de octubre, podríamos adelantar un mes y medio (al menos) todo el procedimiento.
  • Si todo siguiera como hasta ahora en cuanto a los cruces con la AEAT, notificaciones y pagos, a primeros de noviembre podrían estar gran parte de las becas pagadas y, como muy tarde, a finales de año podrían estar todas pagadas. Todo ello dependiendo, claro está de las disponibilidades presupuestarias.

El problema que plantea esto y por lo que creo que no es viable, al menos a corto plazo, es porque estas competencias están cedidas a las comunidades autónomas y, tal y como está el patio, veo una utopía poner de acuerdo a tantas administraciones. Mientras que cada comunidad autónoma y cada universidad decidan sus propios calendarios académicos, y éstas decidan que su convocatoria extraordinaria es en septiembre y establezcan sus periodos de matriculación cuando a ellas les convenga, tendremos siempre el mismo problema.

idea-605766_1920

Problema con difícil solución

Es una faena, pero es así. Me gustaría dar con una solución realista pero, hoy por hoy, no la encuentro. 

Yo suelo seguir bastante las redes sociales, y suelo participar en distintos foros y webs y me gusta leer lo que los becarios opinan para poder sacar ideas e intentar mejorar. Muchos usuarios plantean ideas sobre cómo solucionar el problema, lo que pasa es que las soluciones que ellos aportan no son posibles.

Muchos piensan que metiendo más personal en las unidades de becas se soluciona el asunto. Pero el ministerio (a través del INEM) ya manda refuerzos todos los años a las unidades de becas para ayudar a la grabación de solicitudes, y como es normal, no se pueden contratar funcionarios a voluntad de cada unidad… Así que creo que  no es un problema de más o menos personal. Por ahí, poco hay que rascar.

Un becario un día indicó que veía tercermundista que se tardara tanto en la tramitación, que simplemente enviando todo al MEC se podría resolver en poco tiempo con las herramientas informáticas adecuadas. Vale que eso se puede hacer con los datos académicos, pues informáticamente se recuperan y se envían en masa. Son datos objetivos y ahí no suele haber fallo (bueno, con los dobles grados habría que hacer algunas comprobaciones).

Pero no todo es tan fácil y tan simple, la comprobación de los datos personales, comprobación de títulos, de todo lo declarado en la solicitud por el alumno hay que hacerlo “manualmente” con cada solicitud. Las solicitudes hay que comprobarlas una a una.

No se pueden enviar las solicitudes “a lo loco” sin comprobar porque, como dice el art. 39 de la convocatoria, las unidades de becas “ejercerán un riguroso control que asegure la correcta inversión de los recursos”. Y esto lleva su tiempo.

Como veis, cualquier posible solución tiene sus inconvenientes y, siendo realistas, en el mejor de los escenarios, tampoco existe una gran diferencia en fechas (sin tener en cuenta las variables, claro). Tal y como está ahora mismo todo, en ningún caso es posible que las becas estén pagadas al comienzo del curso como demandan muchos becarios. Es lo ideal, pero no es posible.

Como pienso que el sistema actual de cuantías fijas y variable no va a cambiar de momento, creo que lo más realista y lo más “fácil” de poner en funcionamiento es seguir con el mismo sistema, pero que el pago se haga de una sola vez. Es más, creo que el no hacerlo así desde el principio es más por cuestiones presupuestarias que por otra cosa. 

Por supuesto, si alguien quiere comentar algo o tiene alguna idea que la exponga en los comentarios.

Bueno, creo que me he pasado un poco en extensión, pero quería abarcar todo en un post. Espero que os sirva. Un saludo.

9 comentarios en “¿Y cómo arreglamos esto? (Si es que se puede…)”

  1. Como tú dices difícil solución leyendo todo el proceso. Lo que no sabía es que la variable se calcula sobre el curso actual. En bachillerato también? En la credencial de mi hijo pone la nota del curso anterior. Muchas gracias.

    Me gusta

    1. A lo que me refiero con eso es que se “compara” todo (renta y notas) con la renta y notas de los demás estudiantes en este mismo curso, cuando se podía hacer el cálculo con la renta y notas del curso anterior (datos que ya se tienen de antemano).

      Me gusta

  2. Bueno, eso de que no variaría demasiado en cuanto a fechas.. sí y no. Si se mantiene el actual sistema de parte fija y variables, está claro que las fechas no cambiarían mucho. Pero en un escenario en el que estas dos partes se tramitaran y pagaran a la vez, esto cambiaría mucho.
    Me explico. A fecha de hoy, primeros de abril, hay muchos, muchísimos alumnos que no han percibido aún la totalidad de su beca, concretamente todos aquellos a los que les corresponde la variable ‘completa’. Que sí, es solo un 30% de un aprox. 50% del total de la ayuda en caso de tener derecho a fija, pero es dinero que aún no se tiene.

    Luego está el caso, mucho más sangrante, de los alumnos a los que solo les corresponde la cuantía variable. Estos acaban de percibir hace menos de un mes el 70% de toda la ayuda que les corresponde. En marzo. Desde septiembre hasta marzo son seis meses sin una ayuda que muchas veces es vital.

    Y por último está el caso, ya a mi juicio escandaloso, impropio de un Estado de bienestar moderno, avanzado como el nuestro, de gente de universidades que está rezagada y olvidada, sin conocerse muy bien el motivo porque nadie da una explicación convincente. En este último caso solo conozco, más allá de convenios catalanes y andaluces que daría para un capítulo aparte, a los alumnos de la UNED (entre los que me incluyo). A mes y medio de acabar el curso no hay señal ninguna de ingresos, pero es que ni siquiera se ha notificado ninguna resolución sobre la dichosa parte variable.

    Está claro que ninguna solución es mágica y todas presentan su complejidad, pero bajo mi punto de vista esto de dividir la beca en dos partes (tres, realmente), con sus tres ingresos en tres plazos bien diferentes y espaciados en el curso, es un disparate que no hay por dónde cogerlo. De volver al sistema anterior cualquier estudiante percibiría su beca a muy tardar en enero, cuando ahora hay algunos que no ven un solo euro hasta abril o incluso mayo.

    Me gusta

    1. Precisamente eso es lo que digo en el post. Que si se pagara todo junto desde el primer momento, aunque se las cuantías fueran fijas y variables, se adelantaría bastante. Sobre todo como dices, para los becarios que solamente reciben variable, que hasta marzo-abril no ven un céntimo.

      Si todo se pagara de una vez, las becas de la UNED, al igual que el resto de universidades, se irían pagando conforme se fueran resolviendo.

      Pero para que se pueda pagar todo junto (fija y variable) el cálculo debe hacerse como he dicho, en referencia a datos del curso anterior, si no, no se podrá hacer.

      Me gusta

Responder a jpablorin99 Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s